como carne en el embarazo

Comer Carne en el embarazo

Saber si se puede consumir carne durante el embarazo es una de las preocupaciones más frecuentes entre las embarazadas. Y no es para menos, consumir carne de manera inadecuada podría provocar problemas de salud en la madre y en el desarrollo del feto. El riesgo de toxoplasmosis está muy latente en el consumo de carne cruda o muy poco cocidas.

Sin embargo, como te demostraremos en este post, estos riesgos no significan que debas sacar la carne de tu dieta durante el embarazo. El contrario, los expertos afirman que la carne es un alimento fundamental en la dieta de una embarazada. Solo se debe aprender a consumir de manera adecuada.

Beneficios de la carne en el embarazo

Y es que la carne ofrece muchos beneficios para la salud la madre y del feto, tales como:

  • Contiene muchas vitaminas y minerales necesarios para un buen embarazo. La carne contiene muchas nutrientes que son necesarios para el embarazo. Las carnes son ricas en B12 y B6, vitaminas necesarias para la división celular y para la actividad hormonal. Todas las carnes, pero en especial la carne roja, son ricas hierro, un mineral necesario para la oxigenación del cuerpo y para la formación de glóbulos rojos y hemoglobina. De hecho, los expertos recomiendan comer carne roja por lo menos dos veces a la semana para evitar problemas de hemoglobina y deficiencia de hierro, que se suelen presentar al final del embarazo.
  • La carne es parte fundamental de una dieta balanceada. La carne, al igual que otros grupos de alimentos, son necesarios para una alimentación balanceada. Sacar el consumo de carne del embarazo, podría afectar de manera importante el desarrollo del bebé y la salud de la madre, haciéndolas propensas a sufrir de anemia y desnutrición.
  • Ayuda a la formación y crecimiento saludable del feto. La carne juega un papel fundamental en la formación y crecimiento del feto. Consumir porciones de carne adecuadas durante el embarazo, podría evitar la desnutrición o la anemia en los pequeños. Además, una dieta que incluya porciones adecuadas de carne ayudará a que el pequeño se desarrolle y crezca adecuadamente.

es bueno comer carne en el embarada

Chuletas en el embarazo

Sí, puedes consumir chuleta de cordero y de ternera durante el embarazo, ya que son ricas en B6 y B12.

Carne magra de cerdo para embarazadas

La carne magra de cerdo tampoco está prohibida durante el embarazado. 125 g de carne magra de cerdo aporta unos 25 g de proteínas, eso significa que provee gran parte de las necesidades nutricionales durante el embarazo. Además, es una carne rica en B12.

Chuleta de cordero en embarazo

En la chuleta de cerdo, encontramos características similares en la carne magra de cerdo. Además de aportar una gran cantidad de proteínas, cubre gran parte de las necesidades nutricionales durante el embarazo, por lo menos en cuanto a B12 y B6 se refiere. Sin embargo, para el embarazo es mejor optar por las carnes magras, sea de ternera, cerdo o cordero. Ya que la carne magra contiene mayor cantidad de proteínas y el mínimo de grasa que son necesarios para la buena formación del feto.

Solomillo de cerdo para embarazadas

El solomillo de cerdo es una carne rica en proteínas y hierro. Es una buena de evitar la debilidad y fatiga producidas por la anemia.

se puede comer carne en el embarazo

 

Carne cruda en el embarazo

Si has llegado hasta aquí, quizá ya te hayas percatado que realmente no existe ningún problema en el consumo de carne. Se puede consumir prácticamente cualquier tipo de carne durante el embarazo, con algunas excepciones.

Las excepciones realmente vienen con el cómo consumir las carnes durante el embarazo. La manera de consumir la carne durante el embarazo suele ser realmente el problema.

En primer lugar, hay que evitar a toda costa consumir carnes crudas. Sin importar si es carne blanca o carne roja, hay que evitar al máximo el consumir la carne en estado. Puesto que existe el riesgo de contraer toxoplasmosis. Por eso, no se recomienda comer carne poco hecha. Al contrario, la carne debe estar bien cocida, sin importar el tipo de carne que se esté consumiendo.

Asimismo, se debe evitar el consumo de embutidos crudos, por la misma razón. Y en general, se debería evitar el consumo de cualquier tipo de embutido, ya que son altos en grasa y no aportan nutrientes al feto.

En cuanto a carnes como el pescado, se puede consumir prácticamente cualquier pescado. Pero se recomienda el consumo de pescados pequeños, ya que los pescados más grandes (como el atún), son altos en mercurio, el cual puede ser perjudicial para el crecimiento y desarrollo del bebé. Por la misma razón, se debería evitar el consumo de sushi, es decir, de pescado crudo.

También debes prestar atención a las porciones que consumes. La porción de carne adecuada se encuentra entre los 120 y 150 g por porción. Consumir carne exceso podría hacer que tengas sobrepeso, lo que no es beneficioso ni para ti ni para el feto. Consumir menos de 120 g también podría producir problemas nutricionales o afectar el desarrollo sano del feto. Pregunta a tu médico cuál es la porción de carne que necesitas para cubrir los requerimientos nutricionales tuyos y del feto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

cuanto tiempo se deben adobar las costillas

Cómo adobar las costillas

El adobo es una técnica culinaria que ayuda a intensificar los sabores después de haberlas cocinado. Esta técnica culinaria tuvo su origen en España. El

Leer más »
Carrito de compra
Ir arriba
🥩 DESCUENTO CARNÍVORO 🥩
😱 10% de descuento en toda la web 😱
CÓDIGO: 10GOURMET

(OFERTA VÁLIDA SOLO DURANTE ESTE MES Y PARA TU PRIMER PEDIDO)