hacer barbacoa paso a paso

Cómo hacer una barbacoa perfecta

Hacer una buena barbacoa es todo un arte. El corte de carne, el tipo de combustible, el estado de las brasas, la sazón e incluso el tiempo de cocción juegan un papel muy importante para hacer una barbacoa como un profesional. Sigue estos consejos y prepara una barbacoa como todo un profesional.

Elegir un buen lugar donde hacerla

Lo primero que se debe tener en cuenta para realizar una barbacoa es el lugar para hacerla. La barbacoa debe estar en un sitio seguro y en un lugar donde no corra mucho aire.

Además, es necesario tener cerca alguna fuente de agua en caso de que surjan contratiempos con el fuego de la barbacoa.

Tener una buena barbacoa

Una parrilla y una barbacoa son cosas completamente distintas, puesto que una parrilla está abierta y una barbacoa tiene tapa, por lo cual la segunda es más segura si tienes que alejarte por un instante del fuego. Además, con una barbacoa puedes controlar mejor la temperatura, haciendo que el sabor ahumado se acentué mejor en los alimentos.

Ahora bien, al momento de elegir una barbacoa, lo ideal es invertir en una de buena calidad, que incluya una mesa o bandeja, pues son de gran ayuda al momento de hacer la distribución y sazonamiento de los alimentos. Las barbacoas económicas no son muy recomendables porque pueden resultar peligrosas, ya que en muchas ocasiones las patas se dañan con facilidad, la pintura salta, etc.

como hacer una parrilla con éxito

Saber qué combustible utilizar

En el mercado, existen diferentes tipos de combustibles que puedes utilizar para preparar tu barbacoa. Aunque te parezca increíble, el combustible que utilices puede cambiar de manera importante el sabor de tu parrilla.

Carbón

Hay diferentes tipos de carbón vegetal que determinarán el sabor de los alimentos. Si decides utilizar carbón de maderas blandas como cerezo o arce, estas ayudaran a suavizar los sabores de carnes como pollo o pescado.

Para cocinar carne de vaca o cerdo se recomienda utilizar carbón de encina o roble, porque estos ayudarán a acentuar el toque ahumado.

Si lo que quieres es obtener unas buenas brasas, el carbón de encina es la mejor opción, y si son trozos grandes mucho mejor.

Este tipo de combustible es el más recomendado si vas a cocinar diferentes alimentos en la barbacoa como carnes y vegetales, porque aproximadamente en media hora ya podrás tener unas buenas brasas. Solo tienes que envolver en papel de aluminio los vegetales y colocarlos en la barbacoa, así puedes cocinar varias cosas a la vez.

Gas

Las barbacoas que funcionan con gas son las más fáciles de utilizar, solo hay que pulsar un botón para encenderla y a los 5 minutos puedes comenzar a cocinar los alimentos. Funcionan conectadas a una bombona de gas a través de un regulador y manguera.

Además, con este tipo de barbacoa puedes ir ajustando los grados de temperatura gracias al termómetro que viene en estos modelos, por lo que podrás hacer recetas sencillas o bastante elaboradas sin ninguna preocupación.

También, estas barbacoas puedes transportarlas de un lado a otro con facilidad porque hay muchos modelos que son portátiles, contando con ruedas, lo cual la hace ideal si no se cuenta con mucho espacio en el jardín.

Leña

Cocinar en una barbacoa de leña les da a los alimentos un sabor único. Estas barbacoas están fabricadas de acero inoxidable para soportar las altas temperaturas, y pueden ser fijas o portátiles.

Para hacer una barbacoa a la leña, primero debes asegurarte de que la leña este completamente seca. La leña puede ser de cualquier tipo de árbol, pero no debe estar verde, puesto que este tipo de madera crea humo más espeso y no proporcionaran suficiente calor para la barbacoa.

Otro punto a tener en cuenta, es que cocinar a la leña siempre lleva más tiempo para generar las brasas, aproximadamente entre 30 a 40 minutos.

Las mejores maderas para la leña son las de encina, olivo, roble, carrasca y las de árboles frutales.

¿Qué cantidad de carbón o leña usar?

Escoger la cantidad de carbón o leña que necesitas es más sencillo de lo que parece. Para el carbón, deberás utilizar 1 kg de carbón por un 1 kg de carne. Esto no solo abarca carnes rojas, sino también chorizos, morcillas, pollo y otras más. Como las brasas de la leña funcionan de manera diferente a las brasas del carbón, necesitarás un poco más. Por lo general, 2 o 3 kg por cada kilogramo de carne.

Preparar un menú variado, no todo es carne

En una barbacoa, nunca puede faltar una buena guarnición. Las verduras siempre son un buen acompañante comer barbacoa: patatas, tomates, calabacín, guacamote, pimientos, zanahorias, berenjenas, mazorcas de maíz, cebolla tierna, espárragos, champiñones y muchos otros más. Una buena ensalada también será un buen acompañante para la barbacoa perfecta.

trucos para hacer una buena barbacoa

¿Con qué es mejor encender la leña o el carbón?

En principio, hay algunas cosas que puedas para encender tanto la leña como el carbón de una manera adecuada. En ambos casos, es necesario hacer un colchón. Este colchón es el que encenderemos y el que servirá para encender el carbón y la leña hasta que se formen las brasas.

En el caso del carbón, la mejor forma de encenderlo es utilizando papel periódico. Tomaremos una hoja completa del periódico y lo enrollaremos sin apretar demasiado. Luego que tengamos un rollo, doblamos por la mitad. Por últimos, enrollamos un poco más en la zona del medio. Es importante nos aplastar por completo el rollo. De esta manera, el aire podrá correr mejor y prenderá mas.

El colchón del carbón también debe estar formado de papel periódico. Luego, tomamos el carbón y colocamos sobre el colchón. Nos enfocaremos en utilizar las piezas de carbón medianas. Las piezas mas grandes las utilizaremos una vez que las brasas estén encendidas.

En el caso de la leña, lo mejor es utilizar otro método. Para encender la leña, utilizaremos ramas y hojas que estén bien secas. Formamos el colchón con las hojas secas. Y luego, hacemos un tipo ce carpe con los palos secos alrededor del carbón. Y por último, colocamos la leña sobre la carpa.

Hecho esto, el último paso es encender. En el caso del carbón, encendemos el periódico. Y en el caso de la leña, las hojas secas. El carbón alcanza las brasas más rápido que la leña. Con la leña necesitaremos un poco más de paciencia.

¿Cómo sé cuándo está listo el carbón?

La forma más confiable de saber que el carbón está listo es por el color que estos toman. Una vez que todo el carbón toma un color gris apagado y en su interior se vea un color rojo vivo, es porque el carbón está listo para colocar la carne. La otra forma de conocer si está listo, es el tiempo que puedes aguantar con la mano sobre la brasa. Si puedes aguantar solo 4 a 5 segundos, es porque está listo.

Esparcir las brasas

Al esparcir, la mayor cantidad de brasas debe encontrarse donde está la carne. Puedo que esta necesita de una mayor temperatura para cocinarse adecuadamente y conseguir tu barbacoa perfecta. Si solo piensas cocinar carne, puedes esparcir la carne de manera equitativa por toda la parrilla.

No obstante, si tienes un menú variado esto podría cambiar. En la zona de las verduras, podría llevar menos brasas para que lleven menos calor. Aunque también podrías esparcir todas las brasas por la parrilla. Y dejar las verduras por menos tiempo para que no se quemen.

Saber cuándo dar la vuelta a la carne

Dar la vuelta a la carne depende mucho del tipo de cocción que quieras lograr. También depende mucho del grosor del corte que estés utilizando. E incluso, depende de la cantidad de brasas que estés utilizando. Estos tres factores son los que te ayudarán a tomar en cuenta, cuando debes dar vuelta a la carne.

¿Utilizo aceite para la barbacoa?

El aceite es esencial para una barbacoa perfecta. Puesto que el aceite impedirá que la carne, el pescado y las verduras se peguen a la parrilla. Puedes utilizar aceite de oliva. Sin embargo, si el aceite de oliva cae en las brasas, encenderá llamas que podrían quemar tu barbacoa.

¿Cuándo añado la sal a la carne en una barbacoa?

Lo mejor es utilizar sal marina, puesto que le da un mejor sabor a la carne. Adicionalmente, la sal siempre debe agregarse a la carne, una vez que uno de los lados ya se haya cocido. Nunca se debe salar antes.

Tener la parrilla limpia antes y después

Limpiar bien la parrilla antes y después es fundamental para que no se traspasen olores. La mejor forma de limpiar la parrilla es mientras está todavía está caliente con un cepillo. Si lo hacemos cuando está fría, necesitaremos agua y desengrasantes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Carrito de compra
Ir arriba